Julia Pastrana

The return of a traveller

 Julia Pastrana

153 years later

by Ángel Chávez

Y así andamos por el mjuliaundo, siendo unos hijos de la chingada, devorando, corrompiendo todo lo que no entendemos. No queremos realmente comprender a la raza humana, tan solo queremos controlar a los que nos rodean, los demás se pueden hundir en la miseria de la existencia y si es posible hay que hundirlos mientras sufren. Acaso, ¿es verdad que nos interesan las emociones de los demás? si cuando tenemos la oportunidad de denostar e incrementar nuestras diferencias lo hacemos sin remordimientos. Por eso optamos por viajar y no quedarnos estáticos y disfrutar de nuestra condición tan solo de paso. ¿Cuándo fue la última vez que analizaste tus debilidades y te sentiste aliviado por no verte diferente? ¿Cuánto le inviertes a tu vida para verte normal o ser aceptado?

Principio del viaje
Julia Pastrana nació en 1860, allá por los tiempos de Juárez, en el estado de Sinaloa en un pueblito llamado Santiago de Ocoroni y creció en la casa del Gobernador del estado, Don Pedro Sánchez, para quién trabajó desde pequeña como sirvienta.
Se dice que probablemente haya sido vendida al empresario Theodore Lent, aunque sus biógrafos no se ponen de acuerdo acerca de su llegada a Estados Unidos, pues mencionan que un tal M. Rates la convence de exhibirse por negocio, y otros mencionan que quien la compró fue Francisco Sepúlveda. De cualquier forma ya en el vecino país del norte, Theodore Lent (quién como lo pinta la historia pareciera haber sido un verdadero hijo de la chingada, que se interesaba tan solo por hacer dinero a costa de lo que fuera) la “enamora” e incluso se casa con ella para apoderarse de su vida y tal vez así no dejar pasar la oportunidad de explotar a Julia en un supuesto espectáculo de danza y canto.
Julia aparece como rareza en 1854, a sus veinte años en el Gothic Hall de Broadway y es presentada como “The Mar-velous Hybrid” o” Bear Woman”, a partir de entonces empieza su largo deambular por el mundo ya que después de un tiempo se dirigen a Cleveland donde se destaca su vida social, asistiendo a eventos importantes y conociendo a gente importante de la época. Algunos doctores la visitan y se sienten atraídos por su “condición”, entre ellos el Dr. Brainer quién incluso la llega a considerar “una especie diferente”

Una mujer con personalidad
Cabe mencionar que Julia media tan solo 1.37 cm. y tenía hipertricrosis, con facciones toscas, dos filas de dientes y un prognatismo pronunciado, que le hacía formar su rostro similar a un simio. Tenía bigote y debido a su enfermedad tenía la mayor parte de su cuerpo cubierto de pelo. Aunque esas características parecieran no afectarle su personalidad, más bien se habla de ella como una mujer adaptada a su condición, gracias también a sus cualidades artísticas. Tocaba la guitarra y le gustaba la danza, aunque tal vez la mayor de sus cualidades era su voz dulce a nivel de mezzo-soprano. Le gustaba el viaje y la cultura además de ser refinada. Posiblemente esto y su particularidad hicieron que no pocos hombres la pretendieran y la admiraran.

Conquistando Europa
Para 1857 ella y su pareja viajaron a Londres donde tuvieron gran éxito y su popularidad se dispersó por Europa. Por esta razón el siguiente paso fue Alemania donde a pesar de la publicidad entre el público potencial, se encontraron con muchas trabas por parte de las autoridades de Berlín, quienes no simpatizaban con los “freaks shows” al considerarlos denigrantes. Además no creían que el show fuera solo de canto y baile, de tal manera que alentaban a la gente a no asistir a ese evento (incluso pregonaban que si una mujer embarazada asistía, el producto corría el riesgo de adquirir la misma enfermedad).

Al viajar a Leipzig, Julia actuaría en una obra de teatro que tan solo tuvo dos representaciones, pues las autoridades la clausuraron argumentando inmoralidad en la misma. Su gira por Europa se extendió a Polonia y el espectáculo se fue diversificando al grado de presentar a Julia sobre caballos y realizando acrobacias. Ya en Austria (1859), Lent obliga a su esposa a realizarse exámenes médicos muy exhaustivos además de prohi-birle salir a la calle durante el día. Fue en Moscú que Julia se embaraza a los 26 años y en 1860 Julia muere al dar a luz a un bebe con sus mismas características.

El recorrido después de la vida
Después de muerta, el pinche culero de Lent contacta al profesor Sukolov a quien vende los cuerpos de su es-posa e hijo. El profesor los embalsama, los momifica y los expone en la Universidad de Moscú y como mucha gente los iba a ver Lent intenta recuperarlos para seguir explotándolos.
Al obtener Lent nuevamente los cuerpos, viajó a Inglaterra para exponerlos, pero el éxito no fue el esperado por lo que tuvo que alquilar las momias a un museo itinerante. Algún tiempo después Lent conoce a una mujer barbada (con características similares a Julia) a quién promociona como “Zenora Pastrana, hermana de Julia Pastrana” y se casa con ella, pero en 1880, Theodore fue internado debido a una enfermedad mental.
Los restos de Julia los hereda Zenora quién los exhibe por un tiempo, luego los adquiere un tal Gassner quien los vende en una convención de circos en 1895. Después siguieron rolando por aquí y por allá hasta que aparecieron en Noruega en 1921.
En 1973 el obispo Ridar Kobro quiso enterrar las momias, pero el dueño de los cuerpos de aquella época se negó. Las momias fueron abandonadas y los restos del bebé de Julia fueron devorados por los ratones. El cuerpo de Julia reapareció en 1990 en el Instituto de Medicina Forense de Oslo.

El regreso de una viajeraTumba pastrana
Después de un largo estira y afloja diplomático, en el mes de abril del año 2012, Noruega se comprometió a regresar el cuerpo de Julia a casa con la condición de que su féretro nunca fuera abierto y que el gobierno se asegurara que su tumba no fuera saqueada (en realidad no se sabe si el féretro contiene los restos, habrá que confiar que es así).
La embajadora mexicana Martha Bárcena recibió formalmente el ataúd de Julia el 7 de febrero del 2013. El Lunes 11 de febrero Julia regresó a Sinaloa. El 12 de ese mes al mediodía, se ofició una misa de cuerpo presente en la Iglesia de los Santos Apóstoles Felipe y Santiago de Culiacán, para después darle cristiana sepultura. Finalmente el 13 de febrero fue enterrada en el lote 9 del nuevo panteón municipal de Sinaloa de Leyva donde 153 años daños después descansa una viajera de renombre internacional.

Bibliografía
Gylseth, Christopher Hals; Lars O. Toverud, (2003). Julia Pastrana: The Tragic Story of the Victorian Ape Woman
http://www.milenio.com/cdb/doc/noticias2011/ee494f00799ff2a6d05b328521711d83
Sandra Olson, Julian Fenech – 2007, Julia Pastrana
Imagen tumba: http://www.ibtimes.co.uk/articles/435235/20130214/worlds-ugliest-woman-julia-pastra-na-buried-mexico.htm

Pastrana, who died at the age of 26, suffered from a genetic disease called hypertrichosis, or “werewolf syndrome,” that left her face covered in dark black hair. Pastrana also had an abnormally large nose and ears and a double set of teeth that protruded from her mouth, and led Charles Darwin to describe her as having a “gorilla-like appearance.” In the 1850s, Pastrana was discovered and bought by the American showman, Theodore Lent, who later married her and became her manager, the New York Times reported

http://www.ibtimes.com/ape-woman-buried-after-150-years-hypertrichosis-victim-julia-pastrana-given-mexican-burial-1082490

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s