Tendencias actuales del viaje independiente

hiker-984083_1920

Odiamos los estereotipos y más cuando se habla de viajes independientes, pues la idea bajo este concepto es viajar como se pueda y por los objetivos que sean, sin embargo, no podemos negar que el viaje de “mochilazo” ha sufrido algunas mutaciones haciendo que el “mochilero tradicional” (ese ermitaño que viaja por viajar sin recursos por el mundo), sea cada vez más escaso pues las nuevas tendencias presentan otros personajes igual de interesantes. No son todos pero he aquí algunos de los que te podrías encontrar en el camino.

menu-1117336_1920

Mochilero sibarita
Considerando sus ingresos y su supuesto refinamiento, el mochilero sibarita no deambula como mochilero por ahorrarse dinero para viajar, sino para vivir la experiencia de tener otra visión del mundo. Él puede hospedarse donde quiera y comer lo que quiera, de hecho lo hace, toma el desayuno continental del hostal, pero se va a comer al mejor restaurant de la ciudad acompañándose de un buen vino. Sus motivos incluyen relacionarse con otros mochileros y conocer sus aventuras, de hecho es capaz de invitarlos a lugares lujosos por una noche. El mochilero sibarita es cortés, conoce los placeres de la vida y no los suelta, tan solo los hace a un lado con tal de convivir un rato con diversas personalidades que en su mundo tradicional le es complicado conocer. Posiblemente viaje en pareja o con un amigo, ambos disfrutan de la cultura, pero disfrutan más las excentricidades y gustos que muy pocos pueden pagar en el destino. No es que el mochilero sibarita sea compasivo o hipócrita, tan solo es uno de tantos personajes que hoy encontramos en el camino. No se trata simplemente de “mochileros con dinero” o “fresitas presuntuosos”, sino de un mochilero conocedor que se puede dar “el lujo” de disfrutar las exquisiteces de los lugares que visita.

trendy-1030996_1920

Mochilero trendy
Aunque el mochilero trendy no disponga del poder adquisitivo que tiene el mochilero sibarita, procura mantenerse informado y conocer todas las tendencias de la moda, cine, internet y música para justificar sus viajes. Pero no basta conocer las tendencias actuales para ser un mochilero trendy, hay que ir más allá; debes saber identificar lo indy de lo mainstream y así se devela ante nosotros una filosofía más hipster en el viaje. La comida deberá ser responsable con el entorno, al nivel de veggie lover o macrobiótica, respetando en todo momento no solo la vida de los animales, sino sus emociones. El mochilero trendy al igual que el flashpacker y el travel blogger deberá subir fotos cada rato a sus redes sociales, siempre utilizando filtros vintage, en tal caso es muy probable que identifique el Starbucks de cada ciudad visitada para tomarse la rutinaria selfie. Por supuesto que los museos son importantes, principalmente los de arte moderno y los lugares chic que pueda pagar. También será muy importante darse la vuelta por ferias de libros, mercados de pulgas y arte callejero.

photographers-1150033_1920
Flashpacker
Hoy el flashpacker ya está en boca de todos, incluso es un target que el marketing explota cada vez más. El flashpacker responde a un elemento muy trivial de nuestra vida capitalista; la globalización. Y no es que el flashpacker viaje tan solo para subir sus aventuras a las redes sociales como el travel blogger, sino que debe explotar todos los recursos tecnológicos a su alcance. Por tal motivo es obvio que el flashpacker vaya en el tren leyendo un blog en su tablet, escuchando música en su Iphone y revisando su ubicación en el GPS de alguno de sus múltiples dispositivos, porque para él la tecnología debe servir para incrementar la experiencia. Además es muy probable que en todo momento esté consciente del precio que pagó por cada uno de sus juguetes por lo que será necesario utilizarlos a la menor provocación. La Go Pro es indispensable particularmente por su definición y la alta calidad de sus videos. Sabemos entonces que un flashpacker casi nunca se quedará sin reservaciones y nunca se perderá en este mundo, pues todos estamos enterados de su ubicación.

railway-927382_1920

Lonely packer
Son cada vez más los mochileros que se interesan por viajar solos sin importar el género, pero no hay que equivocarnos, los lonely packers no viajan solos porque sean antisociales resentidos con el mundo, sino porque han sabido identificar las ventajas del viaje en solitario y paradójicamente una de las principales ventajas de viajar solos es la probabilidad que durante el viaje hagamos más amigos, considerando por supuesto que al viajar en grupo o con la pareja, tendremos menos oportunidades para entablar conversaciones con otros viajeros. El lonely packer disfruta de la libertad que se respira al tomar una decisión sin tener que consultarla con alguien más. En ese sentido puede decidir si se queda una noche más en esa ciudad, si gasta o no en ese bar, si visita no ese museo y todas las posibilidades del itinerario independiente porque además es más fácil encontrar espacios para una persona que para dos. Sin embargo, el viaje en solitario no es todo miel sobre hojuelas, también hay que considerar el peligro y que en ocasiones en necesario compartir nuestras experiencias con alguien cercano y no solo con extraños, pero si lo tuyo es tomar decisiones sobre la marcha y no someterlas a juicios, el viaje en solitario es una opción.

man-791049_1920

Travel blogger
Otra consecuencia de la globalización en los viajeros modernos es su imperiosa necesidad de compartir sus experiencias y destinos con el mundo, porque hay que recordar que esta generación no hace las cosas sin ninguna intención, siempre hay un objetivo. El travel blogger es un viajero interesante desde la óptica de la promoción turística, pues son aquellos viajeros que tienen su página web o canal de videos donde cada determinado tiempo suben información de los lugares que han visitado. Sin ánimos de polemizar, hay que reconocer que el egocentrismo es una tentación presente en este tipo de mochileros, ya que en cada post o video subido, el destino es tan solo un “complemento” que enaltece al protagonista y para eso el travel blogger se pinta solo porque es la envidia de otros viajeros y seguidores. Así, muchos travel bloggers han conseguido lo que muchos anhelan; que te paguen por viajar por el mundo. Pero a niveles extremos el travel blogger deja de interesarse por la ruta y enfoca su atención únicamente en los likes, los followers o los comentarios positivos. Hoy son tantos estos viajeros que incluso se realizan diversos eventos a nivel mundial porque sea como sea cumplen muy bien su función y ellos lo saben.

hiker-918704_1920

Mochilero ecológico
Hay que reconocer que la tendencia ecológica en todas las ramas es una preocupación latente, pues exige nuestra responsabilidad sobre el entorno en que vivimos y mucho más en estos tiempos afectados por el uso indiscriminado de los recursos, aunque también debemos aceptar que lo ecológico en la actualidad es algo políticamente correcto, de cualquier manera las reflexiones y las acciones ecológicas son bienvenidas. En ese sentido el mochilero ecológico sabe que su lugar en este mundo debe ser amigable con el ambiente intentando causar el menor impacto posible, de tal manera que no es tan común observarlos en las grandes urbes sino acampando junto a algún grupo indígena y expresándose en todo momento a favor de las formas tradicionales de la utilización de los recursos. Sus principales actividades van enfocadas obviamente al turismo de naturaleza como el canopy, el senderismo, el turismo rural, etc., su atuendo está realizado con mantas y fibras naturales, posiblemente al igual que el mochilero trendy sea vegetariano o vegano pero más por convicción que por tendencia y de ser necesario comerá carne solamente si los procesos de muerte son tradicionales o justos. El mochilero ecológico promueve entre sus contactos su estilo de vida y lo considera el principal objetivo del ser humano.

photographer-238502_1920

Mochilero cultural
Otra tendencia en el mundo de los viajeros independientes es el mochilero cultural, ese trotamundos ecléctico y reflexivo cuyos motivos de viaje se enfocan en descubrir, analizar y disfrutar las expresiones culturales de cada uno de los destinos. El mochilero cultural deambula alimentándose de lo que ve en museos, sitios arqueológicos o exposiciones artísticas, pero dentro de su eclecticismo también disfruta de las comidas exóticas, las tradiciones locales y la cotidianidad de los destinos, por eso es importante para ellos irse a desayunar a los mercados, platicar con la gente y acercarse a cada uno de elementos representativos de la región, porque un mochilero cultural no se va a despedir de un destino hasta haber conocido sus puntos más importantes, de ahí que los encuentres platicando con la recepcionista del hostal o pidiendo consejos a otros viajeros. Desafortunadamente su tiempo está muy medido porque al querer estar en lo más significativo del destino su agenda puede ser muy apretada y su planificación puede evitar que se relaje y pueda echarse unas chelas tranquilamente. Sin embargo, la importancia del mochilero cultural no solo radica en su amor por el viaje, sino en la promoción que hace de la cultura, generando interés por las características cotidianas de los destinos y no solo de sus atractivos turísticos.

 

Autor: Ángel Chávez

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s