Isla Blanca, último rincón virgen de Cancún

En el municipio de Benito Juárez en Quintana Roo o Cancún como el resto del mundo lo conoce, convive un crisol de opciones para divertirse. Desde su inmejorable y bulliciosa vida nocturna hasta exclusivos centros de convenciones que dan cabida a espectáculos y reuniones de talla mundial, así como lujosos hoteles y finos restaurantes. Como consecuencia van escaseando las playas “públicas” y espacios recreativos donde no es obligado pagar una pequeña fortuna por disfrutarlos.

Quien tuvo la fortuna de conocer Cancún hace unos 15 años o más sin duda recordará y revivirá la nostalgia de caminar kilómetros de playa sin edificios, sin marcas y sin el mainstream del Cancún actual. Recordará la verdadera riqueza que dio vida al destino turístico; su naturaleza. No muy lejos del centro de Cancún aún se puede vivir esa idílica sensación.

A unos 30 minutos al final de la avenida Bonampak se encuentra Chacmuchuc, o mejor conocida como Isla Blanca. Un filón peninsular que aún conserva su fina arena blanca. La isla colinda con la Laguna Chacmuchuc, un verdadero paraíso natural.

A pesar de su cercanía con Cancún, Isla Blanca pertenece a la parte continental del municipio de Isla Mujeres. Se puede llegar en auto o en transporte público (autobuses salen a diario desde el crucero de Cancún). El camino final es terracería, angosto y un poco sinuoso. En el trayecto se puede ver un pequeño restaurante y un hotelito de un club de kitesurfing (deporte sumamente popular en la zona).

La terracería poco a poco se va convirtiendo en arena y la angosta brecha te va llevando al destino. Hay un par de entradas alternas pero es más recomendable continuar hasta el “estacionamiento” que cuesta $30 pesos. Los fines de semana el lugar se llena de vida con locales y alguno que otro turista atraído por el kitesurfing.

El ajetreo se ve recompensado al llegar a un mar de color azul turquesa. Aguas diáfanas se mezclan en cierto punto con un remanso de aguas cafés provenientes de una laguna. Todo en resultado asemeja un espejo en el horizonte.

Las familias estacionan los autos literalmente junto a la laguna y organizan improvisados campamentos, mientras los niños corren en las aguas poco profundas recolectando conchitas y caparazones de cangrejos cacerolas.

Del otro lado en la playa hay unas cuantas mesitas con sombrilla en una modesta cooperativa que ofrece servicio de baño, vende cerveza y pescado. La mayoría busca sombra entre los árboles. Las neveras repletas de cerveza sirven lo mismo de mesas, que de bancas y la gente disfruta lo que llevan para pasar el día.

Un par de vendedores ambulantes ofrecen los tradicionales kibis (mexicanización de comida libanesa; una especie de croqueta de trigo con carne molida) aderezados con cebolla morada y chile habanero. Otro, empanadas de queso y carne, que alimentan por unos cuantos pesos a los pocos aventurados que no llevaron nada de comer. En el ambiente se respira paz, es como estar en un lugar diferente.

Sobre esta laguna, una veintena de figuras recorren el horizonte en una danza silenciosa armonizada por los vientos del mar Caribe. Las coloridas cometas humanas contrastan con el color ocre del agua y el azul del cielo, mientras hacen trucos en el aire.

En la zona se realiza un torneo anual de kitesurfing y es común ver niños volando papalotes.

Vale la pena llegar temprano y quedarse hasta que la luz del Sol y los mosquitos te lo permitan. Es sin duda el paraíso mejor guardado de los lugareños.

Desafortunadamente la basura dejada por los paseantes y las grandes cadenas (a pocos kilómetros están construyendo un Hotel Riu) amenazan con romper el frágil equilibrio del sitio. Sin duda es un lugar que hay que visitar, respetar y cuidar.

 

 

 

No te pierdas esta y otras aventuras en el número de julio-julio del Mochilazo Cultural

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s