Fotografiando puentes en la CDMX

Otro pretexto para tomar tu cámara y explotar la fotografía urbana

Cuando las musas no te abandonan intentas encontrar el arte en cualquier sitio y los fotógrafos aficionados andamos buscando encuadres interesantes no importa el lugar o la hora, pero si además tienes la ventaja de ubicarte en una zona que te ofrezca mucho potencial visual, el placer es doble.

En ese sentido, vivir en la Ciudad de México ofrece muchas oportunidades urbanas para incentivar el ojo creativo. Así que si te encuentras en un lugar urbano como este, una buena idea es salir a fotografiar puentes peatonales o vehiculares, los cuales son sorpresivamente muy generosos en cuanto a su colorido y expresión visual.

La fotografía de puentes puede considerarse como un brazo de la fotografía urbex (de la cual hablamos en el número anterior del Mochilazo Cultural), pues a nivel urbano estos puentes tienen ese toque melancólico que enaltece un encuadre fotográfico de este estilo. Sus elementos se presentan ante el ojo como una pintura surrealista que dispara luces hacia todos lados; oxido, graffitti, anuncios, iluminación triste y como cereza del pastel, vehículos y uno que otro peatón sumergido en sus pensamientos.

Los elementos mencionados de la composición en la fotografía de puentes y en particular el graffitti son íconos del pop art y de hecho se han utilizado en esta tendencia artística durante muchos años. El polémico graffitti, ha sido considerado como una plaga por las sociedades modernas pero encontró en el pop art su mayor aliado, ya que termina dándole un mayor impulso a su mensaje crítico y contracultural. Este impulso permitió el surgimiento de grandes artistas del spray que hoy se cotizan internacionalmente.

En su dimensión negativa evidentemente es una herramienta de protesta que en extremo afecta la imagen urbana, sobre todo cuando es realizada por personas sin escrúpulos o sin la madurez adecuada para establecer una protesta estructurada, pues en definitiva se trata de una violación a la propiedad pública o privada. Dicho lo anterior, no promovemos la ilegalidad de su uso, pero la fotografía puede darle un sentido más estético a esa forma de expresión, que finalmente es una expresión humana.

El encuadre de la fotografía de puentes no sólo se enfoca en graffittis o estructuras, sino en los propios paisajes urbanos que se observan desde su altura. Así es posible realizar fotografías de larga exposición, para las cuales es recomendable llevar filtros de diferentes densidades y colores. Otra herramienta muy útil es el HDR y el bracketing con las que podrás pasarte muchas horas de entretenimiento en su fase de edición.

También es importante, por muy obvio que parezca, hacer énfasis en la seguridad personal y del equipo, pues algunos de estos puentes se encuentran en zonas de alta incidencia delictiva, así que nunca está de más ir acompañado y darse algunas vueltas por el puente antes de sacar el equipo con confianza… aunque todo eso es parte de esta apasionante actividad. Así que no pierdas tiempo y lánzate este fin semana a capturar imágenes interesantes en los puentes de tu ciudad.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s