La iglesia enterrada

Cada región del mundo tiene su propia historia, lo curioso es que en México siendo un país tan grande en el cual su población no parece interesarse tanto por su pasado se ocultan miles de anécdotas que deberían ser más promovidas a nivel nacional. Tal es el caso del alud que cubrió un 30 % de la población de Tlalpujahua (Michoacán) el 27 de mayo de 1937, dejando más de 300 muertos. Las imágenes presentadas corresponden a los restos de una iglesia que actualmente se puede visitar en la región la cual sirve de referencia para dimensionar la magnitud de la catástrofe.

La excavación de la mina Las Dos Estrellas produjo restos de minerales denominados “jales”, los cuales fueron acumulándose a lo largo de 15 años en una zona cercana a la mina y a la población de Tlalpujahua, específicamente en la Cañada de la Sangría. Los restos de ese mineral formaron un depósito de 30 hectáreas sobre un terreno inclinado (recordando que es una zona de cerros).

El día 26 de mayo una fuerte lluvia comenzó a caer sobre el río Tlalpujahua y sobre los “jales” apilados en la zona, lo que con el paso de las horas logró reblandecer el suelo, provocando un primer alud durante la noche angustiando a algunos vecinos de la localidad, pero no todos fueron alarmados pues eran alrededor de las 11:00 pm. El temporal continuó y el exceso de lluvia junto con el reblandecimiento de la tierra generó que a las 5:20 de la mañana una montaña de restos mineros de 35 metros de altura, con un peso de 4 millones de toneladas chocara con las orillas del río y se dividiera en dos partes; una parte arrasó con una sección de las instalaciones de la mina y la otra calló sobre algunas colonias de Tlalpujahua, en particular sobre el barrio de El Carmen donde se encontraba esta iglesia dedicada precisamente a la Virgen del Carmen, cuya imagen curiosamente no sufrió ningún rasguño a pesar de que la iglesia quedó parcialmente enterrada, lo que consideró un auténtico milagro y cuya imagen aún se venera en la población.

Para llegar a zona puedes tomar un taxi desde el centro de Tlalpujahua y te cobrará unos veinte pesos (2 usd). En la zona aún se pueden observar los restos del mineral que cubrió la iglesia, incluso se puede ver el suelo anterior a unos 2 metros de profundidad como muestra de la terrible catástrofe de la que poco se habla a nivel nacional, pero que en el 2017 cumplió 80 años, siendo muestra de la corrupción e imprudencia de las autoridades.

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s