Hot Wheels Club Balderas

¿Quién dijo que los hombres nunca dejan de ser niños? ¡Pues es verdad! Y el Hot Wheels Club Balderas lo demuestra.

¿Recuerdas aquellas épocas cuando anunciaban los Hot Wheels en la TV?, pues cada sábado en la salida del metro Balderas, justo en los jardines de la Ciudadela, se reúne un grupo de aficionados a estos juguetes. El club surgió en el 2013 cuando Midir Trejo decidió reunir en esa zona a un grupo de coleccionistas de la icónica marca de automóviles a escala. La idea era generar un espacio para el intercambio, la compra y venta de los famosos carritos, pero principalmente para conocer a otras personas con estos mismos gustos y de paso elevar esta práctica a niveles de actividad sociocultural, lo que ha generado un punto más de interés para visitar la ciudad de los palacios.

La idea de Midir tuvo tanto éxito que actualmente existen cientos de coleccionistas que acuden religiosamente cada sábado de 11:00 am a 4:00 pm, para la venta e intercambio de Hot Wheels, aunque en realidad la mayoría de los asistentes son espectadores que se acercan para la compra y otros tantos lo hacen por curiosidad.

La dinámica consiste en llegar desde temprano y poner una tela en el piso para exponer tus carritos, cuyos modelos son tan variados como la imaginación del ser humano. Lo tradicional son los Hot Wheels con empaque (cerrado), que van desde los $25 en adelante. También puedes encontrar modelos usados a partir de los $15, pero lo sorprendente es que existen grandes coleccionistas que se saben toda la historia de la empresa, conocen los modelos icónicos y saben cuales son los más costosos. Un ejemplo es la combi Rear-Loading Beach Bomb 1969, propiedad del conocido coleccionista Bruce Pascal y cuyo precio ronda los 2 millones 292 mil pesos. Su historia se remonta a la época en que Mattel mandaba a hacer sus vehículos a escala para carreras y esta combi se volteaba o se salía del camino lo que obligó a los diseñadores a crear un soporte para colocarles tablas de surf y así estabilizar el modelo, razón por la cual todos los modelos de esa época son tan costosos.

El tipo de compradores es variado, pues asisten desde el coleccionista habitual, el amateur, el fanático de la fotografía a escala, el melancólico empedernido o tan sólo el padre de familia que busca un obsequio para su niño. Sin embargo, entre los coleccionistas lo ideal es encontrar los modelos más raros, por ejemplo con errores en el empaque, errores en el diseño, piezas raras en el automóvil, ediciones especiales para alguna campaña fílmica o publicitaria entre otras.

Es importante mencionar que esta reunión sabatina ha aglutinado a coleccionistas de otros juguetes como la importantísima Barbie a través del Fashion Dolls Club Balderas, los cuales realizan actividades similares pero desde una perspectiva de moda para muñecas, lo cual también es muy interesante, pues no sólo se trata de coleccionar muñecas icónicas, sino de identificar los elementos representativos de la moda de cada época, lo cual incluye vestidos, zapatillas, aretes y demás accesorios que han sido parte de la cultura pop en la historia. Aunque la reunión no se limita a carritos y muñecas, aquí podrás encontrar y vender todo tipo de juguetes, en especial si son representativos de una época. ¡Así que no pierdas tiempo y ve a vender esos juguetes que tienes ahí arrumbados, quién sabe, a lo mejor tienes una mina de oro!

Aquel mediodía sabatino que anduvimos deambulando por el Hot Wheels Club Balderas nos sirvió de inspiración para realizar un poco de fotografía a escala y no pudimos evitar la tentación de comprar algunos juguetes que nos podrían funcionar. Para tal efecto tuvimos que caminar pacientemente entre los vendedores y ubicar algunos modelos fotogénicos o poco comunes para crearles un ambiente atractivo para el banco de imágenes de Pixabay. La búsqueda rindió frutos y compramos un Chevy de 1963 con pintura rosa por $35, una avioneta de bomberos usada por $15 un poco descarapelada pero que nos sirvió para la imagen de un accidente, un Mercury 1950 blanco con llamas en los costados por $25, una Step Van ambulancia, un minion por $20 muy fotogénico con su guitarra, una Land Rover Defender por $25 que usaremos más adelante para crear una imagen selvática, un espectacular Elvis de Lego por el cual tuvimos que regatear y que nos lo dejaron en $45 y un hermoso sedán (vochito), muy detallado de 1971 cuyas puertas se abren y con interiores realistas por $95. 

Ya con los modelos en mano preparamos la mesa con una largas hojas de papel bond de fondo, luego arrojamos un poco de harina y preparamos la iluminación (lámparas de mesa como luz general sobre el modelo y lámparas de mano como luz directa para iluminar sus áreas importantes), después arrojamos otro poco de harina sobre el modelo, colocamos el trípode con la cámara a la misma altura y a unos cuantos centímetros, corregimos el balance de blancos, medimos la luz y colocamos la focal a 35 mm para lograr poca profundidad de campo… ¡listo!, empezamos a disparar hasta logar el encuadre deseado. Algunas de las imágenes te las mostramos aquí, otras imágenes las puede buscar en Pixabay.com. Para el caso del vochito teníamos otro proyecto en mente denominado “Alteridad urbana”.

Como podrás leer lo que hicimos no fue nada del otro mundo así que tú también puedes realizar fotografía de modelos a escala con tu celular (te recomendamos el modo escena) y con elementos que se encuentran a la mano. ¡Haz la prueba!

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s