Tlalpujaua de Rayón, Michoacán

Posiblemente ubiques el nombre de Tlalpujahua como una población dedicada a la elaboración de esferas y es cierto, pero este rincón del estado de Michoacán, a tan solo tres horas de la Ciudad de México tiene muchas actividades para ofrecerte a lo largo de todo el año.

Ya sea que llegues en Semana Santa, en julio, en septiembre, en noviembre o en diciembre, Tlalpujahua siempre tendrá una festividad para recibirte alegremente y es que casi todo el año tienen algo que conmemorar o celebrar.

Tlalpujahua es un Pueblo Mágico que tiene orígenes en las culturas prehispánicas, pero que logró su mayor auge a finales del siglo XIX y principios del XX, gracias a la actividad de la minería, pues durante décadas fue la zona minera de mayor éxito en el país. Además sus alrededores montañosos y arbolados han permitido que los pobladores hayan vivido de sus recursos naturales por muchas generaciones.

Actualmente Tlalpujahua vive un importante desarrollo del turismo tanto nacional como extranjero, pero a diferencia de otros destinos, sus habitantes todavía sienten realmente el entusiasmo por atenderlos. La visita comienza en el Santuario de Nuestra Señora del Carmen reconstruida en el siglo XVIII bajo el estilo barroco. Se dice que su interior fue decorado por un habitante de la ciudad de nombre Joaquín Orta, de ahí que nunca vayas a ver ninguna otra iglesia en el mundo con una decoración interior tan original. A partir de aquí tendrás que recorrer la zona centro caminando con tu cámara o celular en mano porque tendrás la oportunidad de cazar diferentes imágenes de artesanos, casas de adobe y tejas, vendedores, artesanías y demás momentos tradicionales que ocurren en la vida nuestros pueblos.Desde la zona centro puedes tomar un taxi que te lleve a la iglesia enterrada a la cual nos referimos en otro artículo, pero que es un imperdible de la región, te cobrará unos $20. Si ya te dio hambre puedes pasar al restaurante La Terraza, justo arriba de la Casa de Santa (donde puedes encontrar artesanía de calidad y muchos adornos navideños a lo largo del año), la comida es  tradicional, y de postre puedes pedir una nieve de zapote o tomarte un cervecita con la vista del Santuario de frente. Ya en la tarde-noche puede salir al parque a comerte un pan de pulque y unos taquitos porque al día siguiente deberás tener energías para visitar el Museo-Mina Las Dos Estrellas y el Parque Nacional Campo de Gallo. Y si te quedan todavía energías, tendrás que visitar la población de El Oro a 15 minutos de Tlalpujahua.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s