El viaje en la literatura áurea

library-419254_1280

La literatura europea, rica en matices y formas encontró en la literatura medieval y áurea un momento de esplendor digno de análisis en cualquier otro tiempo y lugar. Hoy la filología, en ese sentido, busca desmarañar las complicadas formas que tomó la inspiración de los autores de aquella época, a través de la reconstrucción del ambiente y la cultura que dio lugar a esos escritos.

 

feather-305273El humanismo como movimiento intelectual, artístico y filológico cuyo origen proviene de diversas corrientes filosóficas, sobretodo influenciado por la época de oro en Grecia, fue presumiblemente en la edad media viciado por un estruendoso esnobismo y una diferencia de clases y poses que se vivían en la sociedad europea de entonces, esto pudo motivar a los artistas literatos del final de la época a buscar la inspiración necesaria dentro y fuera de su realidad, pero también dentro y fuera de sus ciudades de origen para plasmar en sus libros el resultado que hoy se disfruta. De tal manera que para muchos autores de entonces los escritos de Francesco Petrarca (1304-1374) eran ya ampliamente conocidos, así como su enfoque filosófico fundamentado en que para ser culto y humanista era necesario conocer el mundo, el estudio de las letras y el estudio de los clásicos (por esto algunos los conocen como el padre del humanismo), de esta forma podría entenderse el viaje en parte de la literatura áurea, aunque cada autor tendría sus propias motivaciones. 

italy-670788_1920Hoy en el estudio de la literatura áurea y medieval se muestran bosquejos de la sensibilidad de los autores a través del viaje. Es así como se plantea la “poesía de ruinas” entendida como la expresión escrita de la musa de los autores de la época −como Lope de Vega en “Rimas Humanas y Rimas Sacras”, sonetos de Garcilaso de la Vega, como en el soneto XXXV, o Rodrigo Caro con su “Oda a las Ruinas de Itálica”, por citar algunos− para con los restos de edificaciones construidas por otras personas en otros tiempos, lo cual pudo ser solo un pretexto para hablar del amor, pero es al fin de cuentas un pretexto inspiracional. Ahora bien, es curioso que dentro del contexto de viajes, originalmente se dibujaba al español de la época como un viajero empedernido, sin embargo, hoy se entiende que la gran mayoría era sedentaria debido a las complejidades del transporte y los peligros del camino, pero esto no impidió que algunos de estos escritores se hayan desplazado dentro y fuera de su país, así es posible también destacar los viajes de Garcilaso ya que él es un ejemplo del “poeta peregrino”, pues es sabido que viajó por toda España, además de radicar en Italia e incluso llegó a viajar a Túnez y otras ciudades. 

village-of-conques-602826_1280Es así como se presenta la idea de conocer la vida y las costumbres del hombre de la época en su dimensión de caminante, viajero y observador, analizando a la vez la forma en que el viaje ha influido en la inspiración de los grandes escritores de la época con el fin de entender la complejidad del ambiente cultural de las ciudades importantes en la edad de oro, y en ese sentido Jerusalén, Roma, Túnez o Santiago de Compostela se convirtieron en refugio y objetivo de la sensibilidad de los poetas de ese tiempo. De esta manera tal vez entendamos la literatura de viajes en otros tiempos incluyendo el nuestro, aportando una visión ante la interrogante, ¿qué contribución otorgó el viaje a la inspiración del escritor español en la época de oro?

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s