12 razones para viajar mientras somos estudiantes…        

¿Para qué viajar si sólo soy un estudiante?      

Una paradoja en el sentido de la vida es que desde que nacemos, empezamos a morir, y lo curioso del caso es que nunca nos damos cuenta de ello, queremos creer que siempre vamos a tener una oportunidad para algo más.

S.40790.1385694313.66ef589b-48a1-49ec-9a4d-3de76034cd8a.collageprintspah_0_5x7_0_0_0_2La mayoría de los estudiantes se olvidan que están viviendo una etapa en la cual hay que aprovechar al máximo el tiempo que nos da la vida, porque es entonces cuando se tienen más energías y motivaciones para hacerlo. Muchos de ellos se sumergen en el agua tibia de la hueva (y están en su derecho), esperando que el futuro les de lo que no les dio a sus padres, pero se olvidan de una cosa: “el futuro nos alcanza sin darnos cuenta y se nos va de entre las manos”. Así cuando menos te lo esperas ya estás en una pinche oficina trabajando diez horas diarias para medio sobrevivir pensando que nunca hiciste los viajes que tenías en mente… Entonces, ¿por qué chingados es importante viajar cuando se es estudiante?

Aprovechar la edad

Existen muchas empresas en la industria turística que se interesan en crear una corriente de simpatía entre los jóvenes, además los gobiernos pretenden promover la industria del viaje entre los mismos, por lo que hay muchas promociones que se deben aprovechar mientras se tenga la edad. Por otra parte, la energía y la curiosidad durante la juventud son inigualables y nunca se volverán a tener, entonces habrá que fructificar esas ventajas mientras se posean.

Desarrollo y promoción cultural

El viaje enriquece las experiencias que se generan en la vida y también te ofrece una nueva perspectiva para conocer la realidad en la que te desenvuelves cotidianamente. A través del viaje puedes conocer otras expresiones culturales a las cuales no estás acostumbrado, además asimilar de primera mano la forma de vida de otras regiones. Por otra parte esas regiones se alimentan de la carga cultural que llevan consigo los jóvenes viajeros como tú.

Beneficiarse del status académico

Las credenciales de estudiante son un estupendo pasaporte para los jóvenes viajeros; y es que prácticamente en todo el mundo existen descuentos para los escolares. Así que debes sacarle el máximo provecho a tu credencial (muchos adultos viajeros quisieran tener esos descuentos). Los descuentos más comunes son en: Museos, autobuses, trenes, exposiciones, agencias de viajes, etc.

Desarrollo profesional

Todas las carreras universitarias se desarrollan en una base de cultura general, por lo que dependiendo de tu perfil profesional, los viajes que realices tarde o temprano te ayudarán a tener una visión más global de la problemática que enfrenta tu campo de estudio y conocer otros aspectos de los temas que se han analizado en clase. Por otra parte, gracias a los viajes puedes establecer contacto con colegas profesionales que en un futuro te podrían abrir otras puertas o posibilidades de crecimiento.

Bluff y tema de conversación

El viaje es noble, por lo tanto lo puedes aprovechar, si tú lo deseas para “presumir” tus andanzas, ultimadamente fue tu viaje, tú lo organizaste, tú lo disfrutaste, así que ahora tienes derecho a explotarlo como quieras y con quien quieras. Además gracias a esa experiencia, tendrás más tema de conversación en tu círculo social y comenzaras a dibujar tu perfil de “hombre de mundo”

Socializar y crear lazos

Conocer personas físicamente fuera de tu lugar de residencia, tiene consecuencias positivas en todos los sentidos. No basta con tener 5000 contactos en el “Face” al rededor del mundo si en realidad no existe ninguna relación que te una a ellos. A través del viaje puedes visitar a alguno de ellos o conocer personas reales, no virtuales, con los que vas a crear lazos humanos de entendimiento e intercambio social.

Aprovechar los beneficios familiares

Estar viviendo un status de estudiante aún como “hijo de familia” supone un ahorro de recursos económicos (como el pago de renta, alimentos y vestido) que hoy tienes que aprovechar, porque en el futuro te será más complicado ahorrar para tus viajes, puesto que tú mismo tendrás que hacerte cargo de tu manutención o la de tu propia familia.

Administración del tiempo

Al igual que el tema anterior, aunque no lo creas, hoy como estudiante tienes más tiempo y oportunidades para viajar que cuando te encuentres ejerciendo tu desarrollo profesional pues las exigencias laborales, las responsabilidades y los horarios no dejarán desprenderte del trabajo (por lo menos hasta que tengas vacaciones). Además debes tener en cuenta que la próxima época en que tendrás estos largos lapsos de tiempo para viajar será durante la tercera edad, pero recuerda qua ya no tendrás ni las mismas ganas, ni las mismas motivaciones.

Crear costumbre

Viajar siempre será un buen hábito que podrás empezar a desarrollar desde ahora y así ejercerlo durante toda tu vida. Con el tiempo te darás cuenta que para estar a gusto es necesario el viaje y querrás realizarlo cada que tengas tiempo. Además será un hábito que se lo transmitirás a tus hijos quienes crecerán con las imágenes de los viajes que han realizado juntos, así estarás creando la próxima generación de viajeros.

Desarrollo económico de los destinos y personas

Algunas empresas locales o familiares pueden beneficiarse de tus viajes, y no estamos hablando de las grandes cadenas hoteleras o aeronáuticas, estamos hablando de esas pequeñas empresas familiares que viven de los viajeros jóvenes, como: las fondas, los artesanos, las tienditas, etc. El viajero joven no tiende a gastar en grandes compañías turísticas, por lo que al viajar también ayudas al desarrollo de la comunidad local.

Distracción provechosa

Pasar un fin de semana en el Facebook, “twiteando” o en el “Play” no es tan interesante como viajar. Créenos, la vida se va pasando y cuando te des cuenta habrás pasado tu periodo estudiantil pegado al celular o a la computadora… Quítate las lagañas y lánzate de mochilazo a cualquier destino, a tu regreso podrás seguir con tu vida virtual, pero te darás cuenta que por un momento disfrutaste de la libertad en toda su expresión y querrás repetir la experiencia.
La cotidianidad requiere de un descanso, ¡sal y distráete un rato!

Material de inspiración

Los viajes siempre serán un buen alimento inspirador para artículos, blogs, obras de arte, escritura, canciones y demás proyectos personales que tienes en mente. También te proporcionan material fotográfico que usarás a tu antojo y así alimentarás tu creatividad con nuevas imágenes formas, colores, olores y sabores que le darán un nuevo sentido a tu vida.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s