Viajes

Sin temor a la borrachera

Rutas que marean en México

bottles-358997Nuestra cultura mexicana gusta de la gastronomía y lo hacemos en el más estricto sentido del término, es decir; identificar, analizar y disfrutar esa relación entre la alimentación y nuestro entorno, tanto es así que tenemos una gran variedad de alimentos y bebidas reconocidas internacionalmente. Y precisamente en el tema de nuestras bebidas espirituosas contamos en el territorio nacional también con una gran diversidad de suelos, climas y recursos naturales para producir las bebidas más reconocidas, desde las endémicas como el pulque, el mezcal o el tequila, hasta las adoptadas como el vino blanco, tinto o espumoso, de tal manera que los lugares su producción se han vuelto imperdibles en el camino de los viajeros.

A continuación te presentamos algunas de las rutas más interesantes para conocer los licores que se producen en México y así animarte a rolar por un mar de sabores exóticos y de consistencias variadas.

 

Ruta del Mezcal

“Para todo mal mezcal, para todo bien también” 

agave-tequilana-181458_1920El mezcal es una ancestral bebida con diferentes presentaciones, pero que básicamente se produce al destilar el corazón o “la piña” del agave y cuyo sabor es fuerte y aguardientoso al nivel de generar una sensación de calor en la garganta.

El Mezcal se produce en México en ocho diferentes estados, de hecho el famoso tequila es una especie de mezcal cuya variedad se produce solo en una parte de Jalisco.

Dentro de las tantas maravillas con las que cuenta el estado de Oaxaca se encuentran diversas haciendas o casas mezcaleras que te dirigen a la experiencia agroturística de la producción del mezcal y de hecho la Ruta del Mezcal consiste precisamente en eso, en ser parte del proceso de elaboración y degustación en sus diversas presentaciones. Así que en éstas diferentes casas productoras podrás realizar varias actividades mezcaleras y al final degustar los diversos tipos de mezcal con sus diferentes maridajes, incluso algunas casas ofrecen sabores sorpresa durante su presentación, además de otros licores y cremas relacionados.
Las destilerías más populares se encuentran en Santiago Matatlán, pero desde la ciudad de Oaxaca podrás encontrar algunas empresas que ofrecen recorridos por la zona. Y ya que andas por esos rumbos puedes pasar por la zona arqueológica de Yagul o dirigirte a la capilla de los espejos y conocer su órgano del siglo XVIII y en el camino disfrutar de una refrescante nieve de mezcal.

Aunque si eres un poco más atrevido puedes irte preguntando en esa misma zona y adentrarte a diferentes poblados donde se produce la bebida de manera artesanal como en San Antonio de las Minas o en Villa Sola de Vega

Los tours varian de precio y van desde los 200 pesos saliendo de la ciudad de Oaxaca con diferentes puntos culturales incluidos.

Ruta del Pulque

“Para crecer fuerte y sano, bebe pulque desde temprano”

 PulqueEl pulque es una bebida icónica nacional de unos 8 grados de alcohol que se obtiene al fermentarse el aguamiel de diferentes magueyes, aunque el ideal es una especie del maguey hoy reconocida como “maguey pulquero”, su consistencia es espesa pero delgada con un sabor único. El pulque al igual que otras bebidas endémicas tiene sus orígenes en los tiempos prehispánicos, de hecho, de acuerdo con algunos estudios se han encontrado instrumentos con restos de pulque que datan de hace 3000 años.

La Ruta del Pulque consiste en visitar las haciendas productoras, donde se deberá reconocer el trabajo de los artesanos pulqueros o “tlachiqueros” y al mismo tiempo establecer un vínculo entre nuestra historia gastronómica y nuestra situación actual.

Desde el DF hay algunas empresas que ofrecen el recorrido al estado de Tlaxcala para realizar la ruta, aunque si quieres aventártela de independiente puedes llegar a la ciudad de Tlaxcala, tomar unas fotos y te lanzas a la región de Calpulalpan a alguna de las haciendas (como la de San Bartolomé del Monte, la de San Iisdro o la de Xochuca), donde te ofrecerán una enorme variedad de alimentos, bebidas y artículos relacionados con el maguey. También puedes ir a Nanacapilta al rancho San Isidro, donde se encuentra una envasadora que enlata el pulque y lo exporta a Alemania y Estados Unidos. Puedes pasar al pueblo de Tlaxco y tomarle fotos a sus bosques y a su bonita iglesia.

Si vas en junio, julio o agosto y te agarra la noche aprovecha visitar el Santuario de las Luciérnagas, un espectáculo de luz creado por la temporada de apareamiento de estos animalitos, aunque para llegar aquí si se requiere que vayas en automóvil o con un tour de México o de Tlaxcala.

 Ruta del Tequila

“Si la vida te da limones, pide sal y tequila”

agave-259223Cualquier cosa que se diga del tequila queda corta, además de que su ruta en el estado de Jalisco es una de las más consolidadas en el país desde que en abril del año 2006 el paisaje agavero y las antiguas instalaciones industriales forman parte del Patrimonio de la Humanidad.

A grandes rasgos se trata de un fabuloso recorrido por los pueblos de Amatitlán, Arenal, Hostotipaquillo, Magdalena, Tequila y Teuchitlán, en dónde hasta el aire que se respira sabe a tequila

De acuerdo con la página oficial de la ruta
http://www.rutadeltequila.org.mx el visitante en esta zona puede disfrutar de:

• El Volcán de Tequila (con su altura de 2900 metros que domina toda la zona)
• Cañada y Sierra (de la Cuenca del Río Santiago en los municipios de Amatitan y Tequila)
• Minas de Ópalo. Visitando los pueblos mineros de San Pedro de Analco, Hostotipaquillo y Magdalena.
• Obsidiana. Artesanías elaboradas a partir de esta piedra volcánica que dio origen al nombre de Tequila)
• Destilerías (donde se podrá conocer el proceso de producción de esta maravillosa bebida)
• Mariachi Y Charrería Iconos de la nacionalidad Mexicana
• Talleres Artesanales

La otra opción para vivir la experiencia tequilera es tomar el tren Tequila Express, que pertenece a la compañía La Herradura desde la ciudad de Guadalajara y donde desde la salida vivirás un ambiente fiestero nacional con mariachis hasta su destino en la hacienda en Amatitlán, ahí podrás realizar degustaciones, conocer procesos antiguos y contemporáneos de la elaboración del tequila, maridajes, admirar paisajes, comidas y todo el show incluido hasta tu regreso a Guadalajara.
Una recomendación es que en los pueblos te compres varios litros de tequila artesanal y licores de agave de sabores (incorrectamente llamados tequilas de sabores) para tener en tu casa (el de café está sabrosísimo).

Rutas del vino

“El que vino a este mundo y no toma vino a qué chingaos vino”

A pesar de no ser una bebida endémica del México, el vino que se produce por estas tierras cada vez alcanza mayores reconocimientos y es correcto, son dos las rutas que nos invitan degustar nuestro vino nacional; una en la región vitivinícola de Baja california y la otra en el estado de Querétaro, esta segunda denominada la “Ruta del Queso y el Vino”

Baja California

viognier-grapes-188185_1920Llegar a Baja California no es sencillo, la opción más común es por avión, pero una vez que llegues sabrás que valdrá la pena el viaje. La gastronomía es internacional y muy al estilo europeo, aunque más bien el ambiente se asemeja al mediterráneo pero a la mexicana. Los valles más populares donde se encuentran las casas vinícolas más reconocidas se localizan en Valle de Guadalupe, Valle de Santo Tomás, Valle de las Palmas y San Vicente Ferrer. En toda esa zona se produce nada más y nada menos que el 90% de la producción vinícola nacional.

La ruta se basa en visitar las casas y valles vinícolas que nos recuerdan a la campiña italiana, donde además de la degustación tradicional y las actividades de la vitivinicultura, se ofrecen platillos gourmet de talla internacional, como en Valle de Guadalupe donde se ubica la reconocida Casa Pedro Domecq con sus diferentes formas de producción vinícola y sus premios internacionales, ya por ese rumbo puedes visitar las Minas de San Antonio o el Museo Comunitario Ruso de Villa de Guadalupe, también puedes lanzarte al sur de Ensenada al Valle de Santo Tomás para conocer la casa vinícola más antigua de México y sus reconocidos productos, además de tomar algunos cursos de enología y cata.
Desde Mexicali, Ensenada, Rosarito, Tecate o Tijuana encontrarás tours que te lleven por la ruta. En el caso de la Ruta del Vino la experiencia puede ser un tanto costosa, pero es de esos gustos que uno debe darse alguna vez en la vida.

Querétaro

barrel-5269_1920En el centro de la república a 200 kilómetros del DF, en el estado Querétaro se encuentra la Ruta del Queso y Vino, que cómo su nombre lo indica no solo se basa en la cultura del vino, sino en saber acompañarlo con un buen trozo de queso exaltando al paladar. A lo largo de esta ruta además de visitar viñedos y realizar sus actividades, también puedes visitar queserías y conocer la producción de diferentes variedades de quesos.

La ruta incluye los viñedos La Redonda, la Finca Sala Vivé de Freixenet México, la quesería Néole o la Finca de quesos VAI, y ya por el rumbo visita el Pueblo Mágico de Bernal y si traes equipo puedes animarte a subir la Peña de Bernal. En la noche debes admirar el show de fuentes en el pueblo. También puedes visitar otros destinos queretanos como la capital, Tequisquiapan, Cadereyta o Jalpan de Serra.

_______________________________

Valladolid y sus alrededores

la foto 2editedEs domingo y un viento cálido sopla, los pájaros trinan sin cesar anunciando la tarde, un grupo de gente vestida de blanco se dirige al centro de un parque, los hombres con un paliacate rojo colgado en la cintura, sombrero de henequén, las mujeres con reboso, hipil bordado con vistosos colores y tocado de flores en el cabello… Observamos todo sentados desde una mesa bajo unos arcos con un plato de sopa de lima y una cerveza Montejo y así sabemos que estamos en la “Perla de Oriente”… Valladolid.

Fundada en 1543 por Francisco de Montejo “el Sobrino”, Valladolid también conocida como “La capital del Oriente Maya” es un crisol cultural lleno de historias, bellezas naturales y arqueológicas. Ubicada en una zona geográfica privilegiada muy cerca de los más importantes atractivos de Yucatán.

Un poco de historia antes de la paz y tranquilidadcathedral-253495

Valladolid es famosa por su participación es dos hechos “heroicos”; por un lado en la guerra de castas iniciada en 1848. Esta complicada revuelta tuvo un trasfondo más económico que de razas, ya que en realidad la población maya ya no quería pagar los impuestos que obligaban los gobiernos mestizos y criollos de la mano de la iglesia, por tal motivo los mayas decidieron exterminar y expulsar a toda la población blanca de la península. Esta cruenta situación exterminó al 50% de la población amenazando la permanencia de Yucatán como parte del territorio nacional ya que el gobierno yucateco buscó independizarse y adherirse a Estados Unidos o a Cuba para obtener recursos y así poder financiar las batallas —aún hoy se pueden conseguir banderas de la Republica Yucateca—, también acabó con la ganadería y la agricultura, propiciando migraciones hacia lugares como Cozumel, Belice y Honduras. La guerra oficialmente terminó en 1901, 54 años después.

El otro hecho fue en junio de 1910, meses antes de la firma del Plan del San Luis de Madero que dio inicio oficialmente a la revolución… Se gestó en Valladolid lo que los historiadores llaman “la primera chispa de la revolución mexicana” con el Plan de Dzelkoop. En esta reyerta un grupo de insurrectos se levantó en armas contra Porfirio Díaz tomando la ciudad, sin embargo, la rebelión fue aplacada y avasallada una semana después con la muerte y captura de los insurrectos.

cave-323148Atractivos

Valladolid se encuentra muy cerca de los principales atractivos de la zona. La ciudad es muy tranquila y económica, vale la pena quedarse un fin de semana y utilizarla como base para visitar sus alrededores. Está localizada a 2 horas en carretera de la capital, Mérida y a 2 horas también de la bulliciosa Cancún por autopista. Por la libre está a 1 hora y media de la Riviera Maya y de San Felipe, Las Coloradas y Rio Lagartos y a solo 2 horas de las ruinas mayas de Tulum, a 1 hora de las ruinas de Cobá, a 40 minutos de Chichen Itzá y a 30 minutos de Ek Balam.

Por si fuera poco en sus alrededores se encuentran hermosos cenotes para practicar snorkel, buceo en cavernas e inclusive espeleología. Hay incluso chamanes que pueden realizarte limpias dentro de estos ríos subterráneos.El cenote más cercano se encuentra a tan solo una par de cuadras del centro; el cenote Zaci, imponente poza en medio de la población. Este es un lugar que encierra misticismo e impone respeto al descender por sus escalinatas ya que según comentan los lugareños no tiene fondo.

Aproximadamente a 8 km. se encuentran los maravillosos cenotes de Xkeken o Dzinub con sus bóvedas gigantescas y sus formaciones de estalactitas con aguas gélidas de color azul, iluminadas por el sol que se cuela en lo alto de la bóveda.

A unos pasos de Xkeken se encuentra el cenote Sambulá, famoso por los tonos azul turquesa y las caprichosas formaciones de las raíces de los árboles que caen desde lo alto de la bóveda hasta el fondo del cenote. En ambos se pueden observar en lo alto de las bóvedas pequeños nichos donde hay pequeñas figuras antropomorfas llamados “aluxes”, guardianes de los bosques.

Más al oriente se encuentra el cenote Suytun dentro del rancho ganadero del mismo nombre. En este último los propietarios han hecho una escalinata que llega al centro del cenote. En esta calzada artificial se realizan limpias por chamanes, ritos e incluso bodas.

A 1 kilómetro y medio de la zona arqueológica de Ek Balam se encuentra otro cenote llamado X’Canché, tal vez menos impresionante que todos los anteriores, pero sin duda es un deleite nadar en sus frescas aguas después de caminar por la zona arqueológica subiendo y bajando basamentos.

Si no se han cansado de las grutas deben visitar las grutas de Balankanché (asiento del Balam) a tan solo unos 35 minutos de Valladolid. Esta majestuosa gruta está ligada directamente con Chichen Itzá y cumplía funciones de índole ceremonial y de sacrificios. Por sus laberintos destacan las formaciones de la ceiba y la del trono de Balam del que se desprende su nombre, es sin duda una visita obligada.

Ya casi llegando al municipio de Chemax también se encuentran las grutas de Santa Rita, de las cuales destacan las grutas Aktun Taman (del borrego) que lleva ese nombre por su formación más importante y la gruta Aktun K´ab que significa “Cueva de las Manos”, porque en ésta se encuentran manos pintadas por los antiguos mayas con carbón.

En el centro histórico se respira México con sus fachadas multicolores con grandes puertas de madera y sus balcones coloniales. La ciudad está dividida en barrios y cada uno cuenta con su iglesia o parroquia. En la Plaza Principal, hay un zócalo con las tradicionales bancas en forma de “S” con amplias jardineras, alrededor se puede disfrutar de restaurantes y cafés. Hay algunos hoteles por el Palacio Municipal y la Parroquia de San Servacio. El templo actual fue edificado en el siglo XVIII y su fachada posee dos torres de campanario con finos relieves en piedra, así como el pórtico de la construcción original del siglo XVI.

También están la Iglesia de la Candelaria cuyo exterior está adornado con un curioso pórtico de arcos interiores, mientras que en el interior ostenta un retablo de estilo churrigueresco. Un poco más al norte está la Iglesia de Santa Lucía, un templo antiguo de barrio con su plazoleta enfrente. Otras construcciones religiosas que vale la pena visitar son la Iglesia de Santa Ana, sencilla, y al sur, la Iglesia de San Juan que resalta por su retablo barroco.

la foto 5Pero la edificación más destacable de la ciudad es el Convento de San Bernardino de Siena que antiguamente era el centro del pueblo del Sisal y donde los franciscanos edificaron un imponente convento entre 1552 y 1560. De su exterior destaca la serie de almenas que coronan los muros y la larga arquería que recuerda las fortalezas medievales europeas, adentro se encuentra un retablo barroco. En sus jardines hay una noria construida sobre el Cenote Sis-Há del cual se han extraído piezas que se exhiben en el mismo convento.

Finalmente no se debe olvidar probar los platillos típicos del lugar como son la longaniza de Valladolid y los lomitos al estilo Valladolid, sin dejar de lado la cocina yucateca.

Este hermoso lugar es muy económico y puedes encontrar alojamiento de todo tipo desde ex haciendas hasta hostales… Sal de la rutina renta una bicicleta, nada en sus cenotes y explora las calles llenas de historia en esta joya de la península.

__________________________

Parque Museo La Venta

La relación que tenemos con nuestros antepasados deja mucho que desear y sobretodo en estos tiempos modernos. Pareciera que nos hemos estado olvidando de nuestras raíces culturales y en tal caso en el pecado llevamos la penitencia pues, ¿cómo podemos construir un futuro promisorio sin conocer los aciertos y errores del pasado?

P1040440Afortunadamente existen todavía en el país una enorme gama de posibilidades para redescubrir la historia de lo que somos, pero son lugares que no van a llegar a tu casa, hay que salir a buscarlos, porque no basta con visitar páginas web o leer revistas, lo interesante es estar ahí.

En este conjunto de posibilidades se encuentra el Parque Museo La Venta en Villahermosa, Tabasco, un museo al aire libre junto a la majestuosa Laguna de las Ilusiones que tiene sus orígenes y desarrollo gracias a la gestión nada más y nada menos que del poeta Carlos Pellicer, quién vio en este lugar el potencial adecuado para exponer las piezas encontradas en la zona arqueológica de La Venta (de ahí el nombre del museo).

Resulta que por allá por los años cuarenta un grupo de gringos encontró restos de una importante cultura mesoamericana, pero tiempo después se halló petróleo en esa área, por lo que la modernidad de Pemex chocó con la conservación de los restos culturales, entonces Carlos Pellicer empezó a meterle presión a las autoridades para que se conservaran los restos en un lugar adecuado. Una vez hallado el terreno se trasladaron las piezas a Villahermosa y es lo que hoy podemos disfrutar en el museo.

La idea original es que los restos fueran ubicados tal y como fueron encontrados en la población de La venta, incluyendo su vegetación e incluso la fauna regional, por lo que hoy la visita se complementa con un interesante zoológico.

P1040477El museo en sí exhibe los restos de la enigmática y antigua cultura olmeca, aunque hay que mencionar que no todas las piezas corresponden al mismo periodo de tiempo, más bien se calculan que pueden llegar a tener hasta seiscientos años de diferencia.

El recorrido comienza en la zona de zoológico donde se pueden observar unas 421 especies de animales vivos, dando la introducción a una muy bonita caminata en medio de la selva “disfrutando” el calorcito de Tabasco, dónde la vegetación te hace reflexionar acerca de la forma de vida de aquellas culturas. Mientras caminas por la selva te irás encontrando sorpresivamente con las 36 piezas monumentales de la cultura olmeca y sobretodo con las colosales e internacionalmente reconocidas cabezas olmecas. En medio de la caminata se encuentra una fuente de sodas para rehidratarse –y la vas aP1040463 necesitar– y continuar el recorrido que incluye la visita a Papillón disecado (un legendario cocodrilo que murió en enero de este año), puentes colgantes, un área donde dan pláticas de reptiles y a la salida la zona de artesanías, para terminar con un paseo a la orilla de la Laguna de las ilusiones, donde si tienes suerte puedes encontrar cocodrilos en libertad.

A la salida te puedes tomar un pozole frío (agua de maíz con cacao) y prepararte para conocer los al rededores de Villahermosa como Yumká, Tapíjulapa, los Pantanos de Centla o Playa Paraíso.

P1040489

__________________________________________________________________________________________________

10 Opciones culturales cerca de la playa esta Semana Santa

DSC02380Llega la Semana Santa y las abuelas dicen que es un tiempo de reflexión y recogimiento espiritual, sin embargo las nuevas generaciones bien saben que es una de las épocas en las que más se puede viajar y aprovechar el calor en compañía de los amigos. Por lo tanto Semana Santa, para los jóvenes de hoy es la oportunidad de ir a la playa, echar desmadre y conocer gente, pero, incluso viajar por placer es una oportunidad para acrecentar la cultura.

En realidad nuestra propuesta no es pretender que te pases tus vacaciones de “ñoño” y aburrido tomando cursos culturales o que recorras todos los museos de las ciudades que visites, por el contrario, te mostramos la oportunidad de incrementar tu experiencia vacacional con una visión más amplia que la del típico “emborracharme hasta morir”.

Es tan simple como ponerte de acuerdo con los cuates y aprovechar un día o una tarde de tus vacaciones en la playa y dirigirte a algunos de los maravillosos puntos culturales que ofrece este país. Tomarás fotos, comprarás alguna artesanía y conocerás un nuevo lugar, no tienes nada que perder. Al día siguiente o de regreso podrás continuar con el desmadre, pero ya habrás incrementado tu cultura.

He aquí 10 propuestas culturales para acrecentar tu experiencia cultural en vacaciones

10 Tampico, Tajín y la Huasteca

Desde Tampico a 3 horas en auto puedes visitar la Pirámide de los Nichos en Tajín, o bien si lo tuyo se divide entre la aventura y la cultura te puedes lanzar a alguno de los destinos de la Huasteca Potosina, como Tamasopo, Xilitla o Tamuín.

9 De Manzanillo a los pueblos jaliscienses

Serán unas tres horas rumbo a Guadalajara y todo lo que ofrece Jalisco como Tonalá y Tlaquepaque, donde encontrarás artesanías mexicanas de gran calidad, además de disfrutar la sensación del verdadero arte de pueblear.

8 Campeche

Por sí sola la “ciudad amurallada” ofrece la oportunidad de explorar esas grandes proezas de los antiguos piratas. A 2 horas puedes visitar el impresionante sitio arqueológico de Edzná y un poquito más abajo, el Pueblo Mágico de Palizada.

7 Veracruz

“Solo Veracruz es bello” afirma el dicho y no está equivocado. El puerto, además de la playa cuenta a su alrededor con grandes opciones culturales como el Fuerte de San Juan de Ulúa, el Museo de la Ciudad, o a 28 km. la casa de Hernán Cortés en el pueblo La Antigua, o 3 horas al norte Papantla o al sur Tlacotalpan.

6 De Vallarta a Tequila

La distancia a Tequila es de 3 horas y podrás conocer un poco de la historia de esta bebida típica del país, además puedes, entrar a alguna de las grandes tequileras nacionales, también tomarte muchas fotos y hacer recorridos turísticos en la placita.

5 De los Cabos a Todos Santos

Se encuentra a la mitad del camino rumbo a La Paz. A parte de un atardecer estupendo disfrutarás de una gran diversidad cultural en un lugar colonial, poblado por jesuitas, gringos y franceses. En el camino puedes conocer el famoso “Hotel California”, sí, el mismo de la canción.

4 Puerto Progreso, Mérida y Chichen Itzá

Y ya que andas por territorio maya, tienes muchas oportunidades culturales que te sorprenderán. Puedes empezar por la blanca Mérida y su Paseo Montejo, además de su Centro Histórico y el Gran Museo del Mundo Maya después vete puebleando hasta Chichen Itzá y sus alrededores.

3 De Acapulco a Taxco y las Grutas de Cacahuamilpa

Son apenas tres horas para llegar a Taxco, ese pintoresco Pueblo Mágico que te permitirá tomar muchas fotos de aspecto colonial. Recuerda que en Semana Santa se dan las procesiones de encapuchados y a medía hora de ahí puedes aprovechar para ir a las Grutas de Cacahuamilpa.

2 De Puerto Escondido y Huatulco a Oaxaca

¿Qué podríamos decir de Oaxaca?… Monte Albán, El Árbol del Tule, El Templo de Santo Domingo, la Casa de Juárez, artesanías, museos, gastronomía, en fin todo un abanico de posibilidades culturales.

1 Cancún y la Zona Maya

El museo maya de Cancún, sitios arqueológicos como Tulum o Cobá, pueblos como Bacalar, Kohunlich y Dzibanché, además de los pueblos yucatecos como Valladolid, complementarán tu experiencia del mar turquesa y las arenas blancas del Caribe.

DSC02179

_________________________________________________________________________________________________

Grutas de Cacahuamilpa

DSC03287editedLas grutas se encuentran a 30 minutos de Taxco, en el municipio de Pilcaya y desde la Terminal de Autobuses de Taxco puedes tomar uno con un costo de 30 pesos que te deja cerca de las grutas, justo en un entronque en la carretera, donde hay un sitio de taxis. Estos mismos taxistas te pueden llevar a la entrada de las grutas, pero bien puedes caminar hacia ellas ya que se encuentran a máximo 10 minutos, no obstante dentro de las grutas prepárate para caminar unos 4 kilómetros de ida y vuelta.

La entrada individual a las grutas es de 70 pesos, aunque en la zona de taquillas te ofrecerán algunos paquetes que te incluyen los ríos subterráneos cuyas tarifas están a arriba de los 250 pesos por persona. Cualquiera que sea tu opción te aseguramos que quedaras gratamente sorprendido.

Se reúnen grupos de unas 20 personas en la zona de acceso y mientras esperas, los artesanos y vendedores de comidas te ofrecen sus artículos y servicios. Una vez reunido el grupo se le asignará un guía que dará todo el recorrido, explicando cada una de las columnas rocosas, sus componentes, sus minerales, estalagmitas, estalactitas y sobretodo sus caprichosas formaciones (brujas, enamorados, animales e incluso personajes modernos). Al final del largo recorrido podrás otorgarle al guía la ya tradicional propina y te echaras el recorrido de regreso por tu cuenta (no te preocupes, es un camino sencillo).

DSC03299editedLa recomendación es que vayas tomando fotos durante tu recorrido de ida, ya que de regreso posiblemente se encuentre más oscuro. Debes llevar tenis cómodos, antiderrapantes y recuerda llevar agua. Al salir de las grutas estarás algo cansado y se te antojará un buen taco. Afuera hay muchos changarritos que aplacarán el hambre o puedes tomarte un coquito frío y comer en Taxco.
Si no llevas carro, existe un paradero de combis que te llevan a Taxco y salen cada hora, te cobran 30 pesos. La otra opción es irte en taxi, los mismos taxistas de las grutas forman grupos de personas que pueden compartir el servicio y dividir la tarifa entre cuatro pasajeros.

¡Lánzate cuanto antes, no te arrepentirás!

___________________________________________________

De Teotihuacán a Cozumel

Teo y CozuCon una distancia de más de 1700 kilómetros hoy abordamos dos polos de gran importancia mochilera en el territorio mexicano y emprenderemos un imprudente viaje por su iconicidad, sus reflexiones, su valor histórico y por supuesto estableceremos propuestas viables para conocer estos dos destinos.

Teotihuacán

A solo 40 kilómetros de la capital del país se encuentra Teotihuacán. Ese ancestral asentamiento prehispánico que tanto significado tiene para los mexicanos, sobretodo en el tema icónico, pues resulta que hace unos 2000 años se desarrolló en ese lugar una de las culturas más misteriosas en la historia de América, de la cual hoy, aún con los estudios realizados, todavía no se develan convincentemente los motivos de su origen, caída y desaparición.

Al parecer los mexicas descubrieron las ruinas de esa cultura unos cientos de DSC02372años después de su caída. Así que Imagínate en la época temprana del “imperio azteca” deambulando cual mochilero prehispánico por tierras extrañas buscando tal vez nuevas culturas para explotar, cuando súbitamente de entre las ramas surge ante ti un cúmulo de pirámides inmensas alzándose en todo su esplendor hacia el cielo infinito… Con la cosmogonía y contexto cultural de entonces, tú dices: ¡Esta madre la tuvieron que haber hecho los dioses, a huevo!

Pues aparentemente los Mexicas adoptaron parte de esa simbología para interpretar su entorno cosmogónico y cosmológico en La Gran Tenochtitlán (México: Orígenes de un símbolo, Doris Heyden, pag 92 y Conflicto y Violencia en América de Gabriela Dalla, pag 13), la cual unos siglos después los españoles le darían en la madre, ayudados por algunos pueblos indígenas, como los Tlaxcaltecas (100 mitos de la Historia de México, Francisco Moreno, pag 88). Pero esa, queridos lectores, es otra historia.

Regresando a Teotihuacán es importante mencionar que fue una civilización cuyo esplendor se dio casi al mismo tiempo que el imperio romano en Europa. Aparentemente los teotihuacanos fueron originarios de diversas culturas que se asentaron en ese lugar de los cuales no sabemos realmente cual fue su gentilicio, ya que el nombre de “Teotihuacán” lo impusieron los aztecas varios siglos después, debido a que consideraban que de ahí provenían las deidades.

Lo que se ha podido investigar es que en pleno apogeo, esta civilización pudo tener hasta unos 200,000  habitantes—diversos autores dan diferentes cifras— y de acuerdo con información de otras culturas mesoamericanas, la civilización teotihuacana tuvo gran influencia en aquellos tiempos, —como lo muestran elementos históricos de Monte Albán, según el libro de Historia de México Vol. 1 de Gloria Delgado, pag 92— por tal motivo la cultura teotihuacana influyó tal vez indirectamente en la cultura mexica, que después dio paso a la formación de México. Por esta razón Teotihuacán es un lugar de funciones altamente simbólicas y místicas para los mexicanos.

¿Cómo llegar y qué hacer?

Si ya te encuentras en el monstruito federal, seguramente en cualquier parte podrás encontrar tours que te lleven directo a Teotihuacán (en el aeropuerto, en hostales, en hoteles, en el zócalo, etc.). Pero sDSC02367i le eres fiel a la cultura del viajero independiente puedes tomar el metro que te deja en la Central del Norte. Ya en la terminal, en las últimas líneas del lado izquierdo, podrás comprar tu boletito que te costará unos 40 pececillos. Durante el viaje deberás estar pendiente de la parada, a unos 40 minutos, porque el autobús se sigue a otros destinos, ¡así que ponte buzo!

Al bajar tendrás que caminar unos metros para llegar a la entrada principal (algunos taxistas te llevan, pero la verdad no es tanto el tramo por caminar)

Es importante que no lleves tanto peso, ya que vas a caminar mucho y subir bastantes escalones. La entrada cuesta unos 57 pesos y si eres mexicano recuerda que los domingos es entrada libre.

Ya ahí todo es caminar, conocer, tomar fotos, subir las pirámides, observar los paisajes… Al pie de cada sitio encuentras información relacionada, aunque si quieres detalles técnicos e históricos te conviene contratar alguno de los guías que se encuentran en la entrada.

Tendrás que irte desayunado por aquello de la energía. Para comer, saliendo de las pirámides se encuentran algunos restaurantitos y fonditas que no son para nada costosos, puedes hacerte una buena comida típica con unos 70 pesos, o si quieres algo más sustancioso te puedes refinar unos mixiotes, un conejito asado o una sabrosa barbacoa acompañada de un rico pulque de tuna.

Saliendo de la zona de comida, en la esquina, pasan los autobuses que te llevan de regreso a la capirucha… Así que anímate, es una experiencia que todo el mundo debe conocer

Rumbo a Cozumel

SI llegaste al país directo a la Ciudad de México o te encuentras por el centro de la república, una vez que hayas disfrutado de las maravillas de la región, lánzate a alguna de las extraordinarias playas mexicanas. En esta ocasión te presentamos uno los destinos más alejados del centro, pero también uno de los más paradisíacos: CoDSC02746zumel.

¿Pero eso está bien lejos y bien caro, no?

    Bueno, México es un país para todos los presupuestos, así que todo es posible si sigues las siguientes recomendaciones.

En primer lugar hay que entender que Cozumel es una isla en el Caribe mexicano. Se encuentra exactamente frente a Playa del Carmen y toda la región es 100% turística, gracias a muchos atractivos naturales (como el mar turquesa) y culturales (como los sitios arqueológicos mayas), por tal motivo los precios no son precisamente “amigables”.

En la zona se encuentran destinos como Cancún, Tulum, Xcaret, Puerto Morelos, Isla Mujeres, y otros paraísos más Así que deberás estar preparado para muchas tentaciones. Pero en esta ocasión abordaremos el encanto de Cozumel.

La isla ha tenido varias etapas de habitantes, desde épocas prehispánicas con culturas como los mayas durante el posclásico, de donde provienen los 34 asentamientos registrados. Después un periodo de supuesto abandono durante la época colonial (1521-1821), dónde muy probablemente fue visitada o semi-habitada por piratas y corsarios, hasta la etapa de la Guerra de Castas cuando fue repoblada y posteriormente declarada su existencia formal en 1849 (Cozumel, Vida Porteña, 1920, Martin Bravo, pag. 12), lo que manifiesta un importante valor histórico para la región.

¿Cómo me lanzo?

Para llegar a Cozumel desde la Ciudad de México, lo más recomendable por supuesto es en avión, por la comodidad y rapidez —tan solo 2 horas comparándolo con el intrincado viaje que deberás realizar por tierra—. Por lógica el vuelo es ligeramente más costoso, aunque en temporada alta puede ser hasta un 100 % más caro que por tierra. En temporada regular la diferencia no es tanta (un 30%) con vuelos desde $1900. La única ventaja que podrías tener al viajar por tierra es el paseo que puedes hacer por Cancún y/o Playa del Carmen. Pero debes considerar que por tierra te puedes echar hasta 24 horas de viaje, así que si te  animas por esta opción y el tiempo no es problema, este es camino que deberás seguir:DSC02759

Opción 1 “La turista”

Tomar un autobús a Cancún que tarda 23 horas de viaje a un precio aproximado de 1500 pesos (línea de primera). Ya en Cancún puedes darte una vueltecita por las playas de la zona turística, y en la terminal de autobuses tomas uno a Playa del Carmen, los cuales salen aproximadamente cada 15 minutos con un costo de unos 70 pesos, a una hora de distancia. En Playa del Carmen paseas un rato por la internacional Quinta Avenida y después tomas el ferry que sale cada hora para Cozumel cuyo precio andará por los 150 pesos. De esta manera ya disfrutaste un rato de Cancún y de Playa del Carmen, o bien puedes pasar una noche en un hostal de alguna de estas ciudades y al día siguiente te lanzas a Cozumel.

Opción 2. “La eficiente”

Directo en autobús (de primera) a Playa del Carmen con un precio de 1480 pesos, con un recorrido de 24 horas y de ahí cruzas en ferry a la isla.

Opción 3. “La aventurera”

Te vas transbordando por líneas de bajo costo —o de segunda pues— hasta llegar al estado de Quintana Roo; por ejemplo de México a Veracruz, después de Veracruz a Mérida, de Mérida a Cancún, de ahí a Playa del Carmen y Cozumel. Esta opción es muy cansada, pero si lo tuyo es la aventura y el mochilazo, ¡pues adelante! y al viajar por líneas de segunda, el costo total puede ser el mismo, pero conocerás diferentes lugares del sur de la república. O bien por autobuses de  segunda a Oaxaca, de Oaxaca a Villahermosa, de Villahermosa a Playa del Carmen, y de ahí a Cozumel.

¿Y ya  en la isla, qué hago?

Uno de los principales atractivos de Cozumel es su barra coralífera, —de las más importantes del mundo— así que debes ahorrar unos buenos pesos para disfrutar el mundo subacuático de la zona. Ya sea que contrates a alguno de los lancheros que están junto al puerto —desde que bajas del ferry, te están ofreciendo paseos subacuáticos— o tDSC02760e subas a alguno de los pequeños submarinos del lugar. Aquí por lo menos te gastarás unos mil pesos por paseo, pero vale mucho la pena.

Para hospedarse existen varios hostales en el centro de la isla que van desde los 200 pesos, u hotelitos que andan por los $400 por noche.

Por otra parte, las caminatas en el malecón son muy relajantes, desde ahí puedes ver una maravillosa puesta de sol, además de observar la llegada y salida de los enormes cruceros que llegan a la isla. Ya por la noche llégale a alguno de los barcillos que van desde los más populares y económicos hasta los más fancies.

Las mejores playas en la Isla no son tan cercanas al malecón, de hecho Cozumel cuenta con pocas playas públicas, pero el color de la arena y del mar invitan a disfrutar sus encantos. Nada más relajante que una

tarde en la playa de Cozumel; es un beneficio vivencial, solo para ti y nadie más. Conoce algunos amigos en el hostal y váyanse en taxi a la playa, o  bien renten motonetas y paseen por la isla hasta llegar a ella.

La inversión para llegar a Cozumel puede ser alta,  incluso para un viaje de mochilazo. Tendrás que administrar bien tu billetito, ¡pero no te arrepentirás!DSC02782

__________________________________________________________________________________________________

HUASCA DE OCAMPO

Huasca Face

Si andas por el centro del país, lánzate desde temprano al pueblo de Huasca y sus alrededores. Se encuentra a unos 90 minutos del Distrito Federal, pero vete preparado con tu cámara fotográfica ya que encontrarás paisajes inigualables que te harán sentir privilegiado de haber vivido para disfrutarlos.

Peña del Aire

Rumbo a Mitla encontrarás un lugar denominado Peña del Aire donde la experiencia que te espera despertará sensaciones indescriptibles —Si te consideras músico, poeta o loco aquí puedes encontrar inspiración, seducido por la vista de los acantilados—. Los miradores son espectaculares, las tomas panorámicas son excelentes en cualquier dirección. También podrás respirar ese ambiente que nos recuerda lo que somos realmente: parte de la naturaleza. Descansa, disfruta, toma aire, observa, captura, escribe y vive la grandeza (literal) del lugar.
Después de un rato podrás tomar tus tiliches y dirigirte a los Prismas Basálticos, aunque en el camino no puedes dejar de disfrutar un buen rompope de piñón, de mango o de nuez, y si quieres tu souvenir, tal vez te animes con una salsita de mango, tamarindo o cacahuate preparadas por gente de la zona.

Los Prismas Basálticos

Una acumulación de columnas rocosas con formas rectas y caprichosas que sirven de soporte natural para unas bonitas cascadas, donde debes preparar la segunda sesión de fotos de este viaje. Además puedes jugar a capturar los colores que se forman entre la brisa constante del agua que baña las paredes de la roca basáltica, y también intentar descubrir las formas que se ocultan entre cada una de las columnas. Estas columnas pueden alcanzar los 40 metros y están formadas de roca ígnea (basalto) que fueron crea-das lentamente con el paso de los años gracias a las solidificación de la lava líquida, la cual una vez que se ha solidificado tiende a cuartease caprichosamente formando columnas de pentágonos, hexágonos y cuadrados.
Encontrarse en esta zona no es algo trivial, ya que está considerada dentro de las 13 maravillas naturales de México, por lo tanto la buena experiencia está garantizada.
Las visitas pueden realizarse todo el año con horarios de lunes a viernes de 9 am. a 7 pm. y sábados y domingos de 8 am. a 8 pm. La entrada está en alrededor de 30 pesos.

Huasca de Ocampo

Tu aventura se complementa perfectamente en este rincón hidalguense certificado como el primer Pueblo Mágico. Un hermoso pueblo minero mexicano donde puedes disfrutar la tranquilidad que te da la vida local, sus callejones empedrados y sus casas de tejas rojas.
Para calmar el hambre una buena barbacoa, los tradicionales “pastes”, o que tal una deliciosa trucha arcoíris a la diabla… A partir de aquí las actividades que realices dependerán de tu imaginación, tu presupuesto y el tiempo del que dispongas. A continuación una lista de diversas actividades y otros alrededores muy cercanos:

• Viajes en globo, paseos en lancha, pesca deportiva, senderismo, bici de montaña, tirolesas,
• Museo de los duendes,
• Presa San Antonio,
• Haciendas: Santa María Regla, San Miguel Regla o San Hueyapan,
• Zonas mineras,
• Bosques del Zembo y muchos lugares más.

Anuncios

Un comentario en “Viajes

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s